Metrónomo

A continuación les dejamos un metronomo online, muy sencillo de utilizar. El metrónomo, es una herramienta musical que sirve exclusivamente para marcar el tiempo o el compás musical. Produce regularmente un sonido constante en base a la velocidad seleccionada. Esto le permite al músico mantener un ritmo constante. La mayoría de los estudiantes de música, en la actualidad, usa un metrónomo para la práctica con el fin de respetar un tiempo estándar.



LA MUSIQUITA.COM te da la bienvenida. A continuación te daremos información sobre el metrónomo y sus características principales.

¿QUÉ ES EL METRONOMO?

El metrónomo es un dispositivo que marca un pulso de manera constante, para indicar el tiempo y el compás en el cual se encuentra nuestra pieza musical. De hecho el origen griego de la palabra METRONOMO se descompone de la siguiente forma: “METRON” significado de Medida, y “NOMOS” que significa Regulación.

EL BPM (PULSOS POR MINUTO)

Normalmente las composiciones musicales se manejan en PPM - PULSACIONES POR MINUTO (o en Inglés BPM – BEATS PER MINUTE) como unidad de medida. Si tenemos una partitura 4/4, y la negra vale un (1) pulso, el compás se encontrará compuesto por 4 negras (es decir 4 pulsos)

Antes de la invención del Metronomo, se daba indicación de la velocidad por medio de palabras. Estas palabras describían el tiempo musical de forma muy subjetiva:

  • Largo, significado de muy lento (Aproximadamente 20 BPM)
  • Adagio, Significado de Lento, Majestuoso (Aproximadamente entre 66 y 76 BPM)
  • Andante, significado de despacio, Vivaz (Aproximadamente entre 76 y 108 BPM)
  • Allegro: animado y rápido (Aproximadamente entre 110 y 168 BPM)
  • Presto, significado de muy rápido. (Aproximadamente entre 168 y 200 BPM)

Con la creación del metrónomo, se abrió la ventana a un mundo de alternativas muy precisas para generar detalles dentro de cualquier melodía con la incorporación de los BPM

Cada género o estilo musical está asociado a un ritmo, razón por lo cual cada género tiene su propio nivel de BPM. Esto no significa que si tocas una canción debas respetar necesariamente su BPM obligatoriamente. De hecho, lo que se busca generalmente a la hora de componer canciones en un género musical determinado es caer en el tiempo según tú concibas el ritmo de la canción.

Normalmente los géneros que se bailan se encuentran entre 90 a 120 BPM ya que son sencillos para seguir el paso. Si usamos un valor de BPM por encima o por debajo de ese rango puede volverse todo un reto. Si usáramos un ritmo de 150 BPM, el ritmo musical debería muy demandante energéticamente y para algunas personas es difícil de seguir. Por esta razón el ritmo musical tiene un efecto en nuestro ambiente y en la vibra que nos transmite a la hora de ensayarla, escucharla o componerla.

Si deseará crear una composición musical según lo que proyectamos transmitir y lo que queremos generar en quien lo escucha. Por ejemplo si queremos mostrar alegría o energía, se puede incrementar el tiempo. Pero si queremos generar un estado de relajación a nuestro público, podemos usar una velocidad menor.

IMPORTANCIA DEL METRONOMO EN LA MUSICA

El metrónomo es la herramienta de todo músico o compositor. Su importancia se traslada a fines del siglo diecinueve donde cada intérprete ejecutaba su composición como mejor lo sintiera. En esa época no se usaban partituras y las indicaciones de velocidad de las notas no estaban bien definidas. Esto generaba aleatoriedad en la velocidad de sus composiciones musicales, por lo cual se creó la necesidad de una herramienta que les permitiera garantizar en todo momento la velocidad de sus composiciones musicales.

Posteriormente se crearon los primeros metronomos los cuales eran similares a los relojes de pared, los cuales tenían un péndulo colgando el cual marcaba el tiempo. En la punta del péndulo tenían un peso el cual se movía para cambiar la velocidad en su movimiento de oscilación y generaban un sonido como el tic – tac del reloj.

Existen muchas ventajas de usar el metrónomo dentro de la práctica de cualquier instrumento; en especial si el instrumento es melódico, como la guitarra o el piano:

  • Claridad en tu interpretación.
  • Puedes manejar la velocidad, armonía y precisión de la canción.
  • Tienes la capacidad de llevar el compás en toda la melodía.
  • Ayuda a identificar la veracidad del tono en tu interpretación.

COMO SE USA EL METRONOMO

Desde hace mucho tiempo ya existen metrónomos análogos como los mostrados en figuras anteriores. Sin embargo en este documento lo realizaremos en base a un metrónomo online. El metrónomo indicado lo puedes encontrar en nuestra página web.

Usando como ejemplo este metronomo ON LINE tenemos la posibilidad de usar diferentes niveles de velocidad. Solo escoge el Número de BPM (BEATS PER MINUTE), el tipo de sonido que te orientará en toda la interpretación musical y le damos en el botón PLAY para reproducir el BEAT. Existen otros metronomos que tienen en cuenta otras variables. Por ejemplo los metronomos que puedes descargar mediante aplicaciones para tu Smartphone son una buena alternativa. A continuación te enseñamos un metrónomo digital, te explicamos que variables se manejan y como se pueden modificar:

El Metronomo en azul corresponde a un metrónomo digital. El número señalado en rojo nos indica el compás en el cual se encuentra la canción. En este caso es 4/4, que es la normalmente la medida estándar para la mayoría de canciones que escuchamos.

El número señalado en verde indica el tiempo en el cual se encuentra la canción. La unidad de medida es en BPM BEATS PER MINUTE (PPM – PULSOS POR MINUTO). Con los botones indicados en amarillo, podemos incrementar o disminuir el tiempo de los pulsos. Con el botón señalado en gris podemos cambiar la métrica del compás (Ejemplo 4/4, 3/4, etc.).

Actualmente existen muchas formas de usar el metrónomo. Sin embargo si estas empezando a aprender a usar tu instrumento te recomendamos que lo hagas de la siguiente forma:

  1. Identifica la canción que deseas interpretar o aprender a interpretar.
  2. Debes conocer el Número de BPM de la canción. Si es así, no hay problema. Pero si no es así, existen muchas formas de obtener los BPM de cualquier canción. Por ejemplo, puedes usar un reloj con segundero o cronometro y durante 15 segundos cuenta las pulsaciones de la canción. El número que obtienes lo multiplicas por 4 y obtienes los BPM de la canción. Si no lo puedes hacer, se pueden encontrar muchos programas en línea para determinar los BPM de cualquier canción.
  3. Si usas partitura, en la parte superior de la página normalmente puedes encontrar este dato.
  4. Identifica el tipo de metronomo que puedes usar.
  5. Cuando practiques tu instrumento con un metronomo debes hacerlo de forma constante y con mucha paciencia. Calibra el metronomo y empieza a practicar con un número de BPM un poco más bajo. Con esto sentirás más confianza y podrás trabajar la melodía con una velocidad BPM mayor. Por ejemplo, si la canción se interpreta con 150 BPM, te sugiero empezar con 120 BPM e ir incrementando la velocidad a medida que domines la interpretación en tu instrumento.
  6. Toca el tiempo del metronomo en tu instrumento. Por ejemplo si estas tocando la guitarra, puedes tocar una cuerda al aire al compás del metronomo.
  7. Toca tu composición musical siguiendo el ritmo del metrónomo.
  8. Una vez culmines vuelve a empezar. La práctica hace al maestro.
  9. El metrónomo se muy conveniente usarlo, especialmente si estas aprendiendo a usa un instrumento totalmente nuevo.
  10. Si practicas una canción que ya ha sido creada por otro artista, es el momento indicado para usar el metronomo. Pero si te encuentras en la etapa de composición, considero es más importante dejarte llevar por tu imaginación y cuando tengas algo organizado, puedes complementar la interpretación de tu nueva composición con el uso del metronomo.

EL TEMPO MUSICAL

Consiste en la velocidad a la cual se interpreta una pieza musical. Las especificaciones que determinan el tempo musical se encuentran en las partituras musicales. Las partituras musicales contienen de igual forma un conjunto de elementos básicos para su lectura.

Las figuras musicales constituyen la duración de cada sonido (como letras y acentos en un párrafo en castellano) son los elementos que constituyen de manera visual la interpretación de sonidos en una pieza musical. Con ellas podemos escribir, leer y entender el ritmo.

A continuación te enseñamos las partes compuestas por las figuras musicales, el tempo musical destinado para cada uno, el compás y los tiempos definidos para cada compás:

  1. Corchete
  2. Pica
  3. Cabeza

Actualmente existen muchas figuras musicales, pero en el presente artículo te mostraremos las más utilizadas:

La figura musical la cual representa la unidad de medida de duración es la negra. Para ello usaremos la negra como unidad de pulso. Es decir 1 negra equivale a 1 pulso.

El método musical fue creado en base proporcional. La siguiente aclaración explica dicha proporcionalidad:

Si vamos en la dirección indicada en verde, cada valor unitario se puede representar a dos de su figura inmediata.

Pero si vamos en la dirección indicada, cada valor unitario se puede representar a la mitad de su figura inmediata.

Un error muy frecuente que se comete es creer que las notas son figuras musicales y viceversa. Las notas musicales son: DO, RE, MI, FA SOL, LA, SI, DO, Etc. Sin embargo Las figuras musicales son: REDONDA, BLANCA, NEGRA, CORCHEA, Etc.

Se puede decir que la función principal del tempo es establecer el ambiente musical. Según el tempo de la canción puede motivarnos, darnos energía, relajarnos, sentirnos tristes o felices, porque esta velocidad nos afecta aun si queremos o no. El tempo produce sensaciones según el timbre, la armonía, la melodía a la hora de hacer nuestra composición musical.

EL COMPAS

El compás es la división en partes de duración idéntica en el pentagrama. Los compases están señalados en el pentagrama a través de líneas verticales (enumeradas) llamadas líneas de compas musical. Las figuras musicales que se encuentren dentro de estas líneas verticales corresponden a los elementos contenidos del compás.

Los compases se muestran en el pentagrama por dos números uno superior y uno inferior al lado del signo Sol. Estas corresponden a la indicación del compás.

  • El numerador es el número que se ubica arriba. Indica la cantidad de tiempos o pulsos en cada compas
  • El denominador es el número que se ubica abajo. Indica a la figura que representa el pulso.

En el ejemplo mostrado el numerador es 2 (Dos tiempos) y el denominador es 4 (significa que son 4 negras). Entonces aquí tenemos que sumar siempre DOS.

FORMA DE MARCAR LOS COMPASES (DIRECTOR DE ORQUESTA)

Los compases se pueden marcar con los movimientos de la mano, A continuación mostramos algunas indicaciones.

DIVISIÓN DEL COMPAS:

  • Compases binarios: Son los que tienen dos tiempos o más, siempre que el numerador del quebrado sea par.
  • Compases ternarios: Son los que tienen tres (3) tiempos.
  • Compases cuaternarios: Son los que tienen cuatro (4) tiempos.
  • Cualquier otro número de unidades de tiempo se puede considerar como irregular.

SUBDIVISIÓN DE LOS COMPASES:

  • Compases simples: Son aquellos cuyos tiempos son divisibles en mitades, es decir, tiempos binarios.
  • Compases compuestos: Son aquellos cuyos tiempos son divisibles en tercios, o sea, tiempos ternarios.
  • Compás de dos tiempos: El primer tiempo es fuerte y el segundo débil.
  • Compás de tres tiempos: El primer tiempo es fuerte y los otros dos débiles. El tercero más débil que el segundo.
  • Compás de cuatro tiempos.- El primer tiempo es fuerte, el segundo débil, el tercero fuerte (menos fuerte que el primero), y el cuarto más débil que todos.

La información antes expuesta contiene las generalidades que debes conocer para manejar el metrónomo. Aprender a usar correctamente un instrumento depende de muchas variables. Disciplina, prueba y error y antes que nada muchas ganas e imaginación.

No olvides suscribirte a nuestros cursos. Siempre estaremos dispuestos a colaborarte. Javier Carreño © Artículo sobre metrónomo. Bogotá, Colombia